jueves, 24 de abril de 2008

El peso y el todo (III)

En la segunda parte de este análisis, Thermidor dijo en un comentario:
"Tomás y Teresa tendrían que hablar sobre que tipo de relación quieren mantener".
Bien, esto es una interesante reflexión. Es una muestra de cómo solemos volcar nuestros sentimientos en una creación literaria, cómo podemos empatizar con unas ideas, con unos entes completamente etéreos, inexistentes. El propio Milan Kundera dice en la novela:
"Sería estúpido que el autor tratase de convencer al lector de que sus personajes están realmente vivos. No nacieron del cuerpo de sus madres, sino de una o dos frases sugerentes o de una situación básica".
Cada uno de nosotros se proyecta sobre los personajes, es ineludible tratar de meternos en su piel, o al menos, eso es lo que han intentado la gran mayoría de los novelistas. Los personajes de una novela son proyecciones, ideas que van tomando forma:
"Los personajes de mi novela son mis propias posibilidades que no se realizaron [...] cada uno de ellos ha atravesado una frontera por cuyas proximidades no hice más que pasar. Es precisamente esa frontera (la frontera tras la cual termina mi yo), la que me atrae"
Una vuelta más a las ideas de Nietzsche. La vida, aunque se haya de repetir infinitas veces, sólo se vive una vez. Sólo tenemos una oportunidad, un camino. Ante las infinitas posibilidades que se nos plantean en la vida, sólo podemos escoger una, decisiones a ciegas. Como dice el autor, es como representar una obra de teatro sin haber ensayado:
"El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive solo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores. No existe posibilidad alguna de comprobar cual de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. ¿Pero que valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni un boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro. Einmal ist keinmal. Lo que solo ocurre una vez es como si no ocurriera nunca. Si el hombre solo puede vivir una vida es como si no viviera en absoluto."
Bien, (¿fieles?) lectores, llevo tres entradas dando vueltas y más vueltas a una serie de conceptos básicos, y sus consecuencias en la vida de Tomas y Teresa. Como dije en la entrada anterior, quería escribir sobre cómo la política es tratada en la novela, pero el comentario de Thermidor me hizo cambiar de idea. Feedback :) Tratar de desarrollar por escrito una idea lleva a esta especie de escritura espiral, al planteamiento inicial de la idea y a su refinamiento.

La idea de la necesidad, del imperativo es la que ha llevado a Tomas y Teresa a necesitarse el uno al otro. Teresa, por que se ha entregado completamente a él, y Tomas por que sabe que ella no podría vivir sin él. Sabe que su vida está en sus manos, y su encaprichamiento inicial pasa a ser algo más, algo que ha echado raíces en su alma: la compasión, sentir el dolor de Teresa, su angustia multiplicada. Quiere cuidarla, trata de hacerla ver que sus infidelidades son asuntos triviales, pero no lo consigue. Ella quiere pensarlo, pero no puede. Tomás lo es todo para ella, y ella no soporta compartirlo, aunque sabe que a la única a quien él ama es a ella. Pero se siente rodeada de las amantes de Tomás. Toda su vida ha sido tratar de emerger de la vulgaridad que la rodeaba, huir de la monotonía, de la uniformización de la sociedad. Por eso Tomás representa tanto para ella, por ser la oportunidad de vivir como ella misma, no como una parte cualquiera de la masa. Pero Tomás la devuelve al fango, a la medianía, la pone a la misma altura que el resto de mujeres. Rodeada de sus decenas de amantes Teresa no es nadie, nada la diferencia del resto. Teresa sufre por celos y por su pérdida de identidad, su autodestrucción. Y Teresa quiere quitarle peso a las infidelidades de Tomas, quiere creerle, por que sabe que su sufrimiento también él lo vive, por que sabe que se ha convertido en una carga para él, y no quiere ser una carga. Sólo quiere ser Teresa. Quiere que Tomas viva su vida, que puedan vivirla juntos. Sin embargo, al igual que Tomas no puede (o no quiere) controlar sus impulsos, Teresa no puede evitar su sufrimiento, y va a acabar convirtiéndose en el principal imperativo de la vida de Tomas. Él creía en su destino como médico, en su capacidad de salvar a la gente. Sentía la llamada mesiánica de la cirugía. Sin embargo, por amor a Teresa, y por oponerse al régimen renunciará a todo.

Y, esta vez sí, la política para una nueva entrada

7 comentarios:

thermidor dijo...

Un honor:)

Por otra parte, tengo la sensación de que Kundera visualizó Jules Et Jim de Truffaut. Y si no la vió, mal hizo.

clau dijo...

¿Has visto Pads la película de Truffaut que mencionó Thermidor? En caso afirmativo, ¿estás de acuerdo con lo que él dice?

Pregunto, porque se trata de una de mis dos películas favoritas del maestro francés. Ay, pese a que estoy ahora leyendo a un genio como Eça de Queiroz, me dan ganas de hacerme con este libro ya.

padawan dijo...

no, no la he leído, pero sin duda queda apuntada :)

Knut dijo...

Sí que hay mucho de Jules et jim de Truffaut en La insoportable levedad, pero en este caso la peli me parece más interesante.

Si es una de tus pelis favoritas puede que Kundera te guste. Pero ya digo que a mi me parece muuucho más frío el checo, gélido de hecho.

Jules et jim!! En ninguna peli de la historia se ha fumado más lindamente que en esta.

Salud!

Peter Sinclair dijo...

Bueno, si tenía ganas de leerla creo que intentaré a no tardar lanzarme a por el libro de Kundera. Ni que sea por poder decir que es frío y fallido jejeje. Pero me has despertado más la curiosidad que tenía de antes por el autor. Juraría que tenía el libro por casa, a ver por dónde anda...

clau dijo...

Knut, a ver si alguna vez te explayas en tu parecer sobre "Jules et Jim". Me interesa sobremanera conocer tu opinión en profundidad al respecto.

Marco Ouch dijo...

Hola, mi nombre es marco, me gustan mucho sus posteos y queria dejar mi huella en su blog, y pedirles que se pasen por el mio

sinik-bizarro.blogspot.com

tambien les dejo my space

http://www.myspace.com/sinikk


recien comienzo, pero me gustaria que se den una vuelta!