sábado, 5 de enero de 2008

Análisis: segunda parte

Para esta segunda parte quería tratar de establecer ciertos paralelismos, aunque quizá debiera decir divergencias, entre los patrones de años anteriores y el de 2007, pero he descubierto que el año pasado (2006, aunque a estas alturas ya es "hace dos años") no hice ninguna lista. La última fue mi lista de 2005. Por lo tanto, mi opinión y su posterior análisis no se basan en datos, si no en meras impresiones... Este párrafo no deja de ser una mera excusa, al estílo de lo que hablaba Clau en su blog, pero por otra parte también es una pequeña red, frente a este salto al vacío. Espero no despeñarme :)

Hasta ahora, siempre había tendido a leer más literatura de género. Esto es un poco ambiguo, al no especificar ningún género en concreto, pero podemos usarlo para agrupar bajo un mismo término un buen puñado de cosas: ciencia-ficción, fantasía, terror, novela negra o detectivesca... Frente a esto, frente al género, estaría la Novela, con mayúsculas, al menos, esta es la división aceptada implícitamente por aquellos que consideran todo lo nombrado anterior como una especie de ghetto dentro de la Literatura. A mí esta distinción me parece en muchas ocasiones estúpida y arbitraria, pero me sirve para decir que, este año, la literatura de género ha ido perdiendo terreno, frente al concepto más genérico de novela.
Durante el 2006, descubrí y me aficioné a los libros de la colección de El Club Diógenes, sobre todo a la serie azul, más centrada en el terror y el misterio, y ocuparon gran parte de la lista. Este año, he tratado de ampliar horizontes. Ante mí se extiende un nuevo panorama, amplísimo, por el que hasta ahora no había sentido demasiada curiosidad. Un nuevo campo de procrastinación...

Creo que no voy a hacer como en 2005 y hacer un pequeño resumen de mi opinión acerca de lo más granado del año, ya que parte de ese trabajo ya lo he hecho en entradas anteriores, como la de "Confesiones de un opómano inglés", o "Planos Paralelos", o en alguna entrada resumen, aunque he de reconocer que muchos libros de los que me hubiera gustado hacer algún pequeño comentario se fueron quedando en algún oscuro rincón mental. Si acaso, para una entrada posterior, todo sea por mantener el espíritu futurista de este blog ;)

En definitiva, esta pequeña actualización me servirá como una pequeña sinopsis del 2007, en lo que a lectura se refiere, será interesante volver a leer esto dentro de un año.

3 comentarios:

kleefeld dijo...

Señor,
muchos le agradecerían que no fuera tan escueto con su comentario y que escribiera ni que fuera los títulos de los libros de El Club Diógenes que, en su libre existencia ajena al ghetto, le han empezado a llamar la atención como sirenas de canto adulador.
Que el comentario le ha quedado de un abierto y un nebuloso que da gusto, mi buen señor.

padawan dijo...

queridísimo Kleefeld: de remotos tiempos en sedice recuerdo algunas de tus más perversas aficiones, así que satisfaré tus anhelos, y algún día escribiré un pequeño texto acerca de mi incursión en el Club Diógenes

avellanal dijo...

He estado viendo los títulos de El Club Diógenes, y te recomiendo, sobre todo, la lectura de Chesterton y Nathaniel Hawthorne.

Por otro lado, me alegra que durante el 2007 hayas expandido tus horizontes literarios. Ser "lector de género" es una calamidad.