lunes, 2 de octubre de 2006

Cuando algo llega al gran público...

De nuevo siento esa sensación que me incita a escribir, a colgar algo nuevo en el blog y mantenerlo actualizado. Bien, parece algo sencillo, pero poco a poco se va complicando. La primera duda es... bueno, tengo un par de ideas que comentar, pero no consigo desarrollarlas más allá de dos líneas. Con eso poco podemos hacer. Y el segundo problema es que cada quince minutos algo nuevo entra en mi campo de atención, y pienso... debería escribir también sobre esto... Pero, claro, con esto lo única que tengo es un puñado de ideas que apenas conseguiré desarrollar, pero que no sirven para hacer una entrada mínimamente coherente, ni siquiera como una solución de urgencia, de esas de "pongo cuatro cositas que me interesan, y en unos días me extiendo", por que sé que no voy a extenderme... sé que no iba a dedicar el tiempo necesario para ponerme a pensar en un artículo más extenso sobre cualquiera de los temas que se me han ido ocurriendo estos días, ya que continuamente van apareciendo novedades que rellenan el espacio más prioritario en mi mente.

Por ejemplo, sigo teniedo pendiente alguna entrada sobre la segunda temporada de Perdidos, ya que en su día lo comenté en una de estas actualizaciones de compromiso, y sin embargo, ni siquiera he terminado de ver los episodios que me quedan, sólamente he visto hasta el noveno. Pero ahora, para evitar ser spoileado vilmente, no me queda otro remedio que ponerme al día, y así Carlos podrá contarme eso que sale en el episodio 10 :) verdad?
Así que me he puesto manos a la obra, y hoy (anoche) me ví tres episodios: desde donde lo había dejado, cuando Ana Lucía dispara a Shannon, en el capítulo siete, y me he visto hasta el once (inclusive).
Me es un poco raro ponerme ahora a escribir sobre Perdidos, cuando hace tanto tiempo que lo tenía abandonado... y es que con Perdidos me pasa algo que no sé por qué, me jode, no mucho, pero sí lo suficiente... Ahora mismo, cuando pienso en Perdidos, pienso en Lost, cuando aún nadie conocía la serie y Adri me traía cada semana un episodio recién descargado de la primera temporada. Aún recuerdo el shock de ver los dos primeros episodios, y tener que esperar una semana hasta que emitiesen el siguiente, esa sensación extraña, de necesitar alguien con quien hablar sobre la serie pero no encontrar a nadie, pero, precisamente por eso, si oías a alguien hablar sobre Lost, o sobre unos números muy chungos que salen por todas partes, o sobre un mensaje repetido durante 16 años, no podías evitar sonreír y sentir que habías encontrado por fin a alguien con quien compartir algo que te gustaba tanto, era un vínculo especial con un desconocido, compartías algo que casi nadie conocía... pero ahora, le pegas una patada a una piedra y te salen diez personas hablando de Perdidos. En parte mola, por que ahora hay un montón de gente con quien hablar sobre alguna teoría que has elucubrado, para intercambiar esos detalles en que te has fijado en algún episodio, pero ya no siento esa "chispa", ahora no hablo de Lost con pasión, por así decirlo, si no simplemente por interés, la serie ha llegado al gran público y ha perdido parte de la magia de la exclusividad, ha dejado de ser mi serie, la serie de unos pocos, para ser algo público, algo al alcance de cualquiera, y, es una actitud muy pureta, pero me pasa con un montón de cosas.
También me ha ocurrido con "The Walking Dead". Hace ya más de un año me descubrieron este grandísimo comic, y devoré cada número que iba saliedo, cada web que encontraba escondida en las profundidades de internet, cada comentario en la blogosfera, y era genial, había descubierto una joya que estaba al alcance de pocos, y cuando hablaba de ello me sentía como pudo sentirse Colón al volver de América... había descubierto un Nuevo Mundo, y quería compartirlo con cualquiera que me prestase atención, sobre todo tras la frase demoledora: "estoy leyendo un comic increíble de zombies"...
Y, como con Lost, si encontraba a alguien a quien le gustasen estos cómics sabía que había encontrado una pequeña alma gemela, un friki de verdad, un pureta como yo... y ahora, ahora todo el mundo habla de "The Walking dead", desde el lector aficionado de siempre hasta el último wannabe, gente que si no hubiera leído en mil blogs que esta serie mola, jamás se hubiera interesado por ella...
Pero no solo en terrenos tran freaks ocurren estas cosas... hace tiempo ya que Wolfmother sacaron su disco, y, tras leer una recomendación, y tras una pequeña reticencia inicial (y es que me siguen encantando Witchcraft...) descubrí un disco brutal, moderno pero retro, lleno de referencias a grupos de los 70 pero hecho mirando hacia delante, canciones llenas de fuerza, de energía, un disco como los que solo se encuentran cada mucho tiempo... pero ahora se han convertido en mass-metal. Incluso hay gente que mete en el mismo saco que Wolfmother a mis idolatrados The Sword, pero por fortuna estos no han llegado aún al gran público, no se han convertido en el inmenso hype que es ahora mismo Wolfmother. Antes sabías que alguien a quien le gustase Wolfmother era un hermano, un viejo dinosaurio anclado en los años 70, un fan de Black Sabbath, de Led Zeppelin y Phil Lynott, de las melodías folk de la flauta de Ian Anderson, pero ahora, que? Miles de blogs y fotologs de modernos y modernas diciendo lo mucho que les gusta Wolfmother mientras te cuelgan una foto de su flequillo clónico a otras tantas que infestan Fuencarral, ahora toda esa plaga de... ya ni siquiera sé si merecen el calificativo de gafapasta, que son un grupo odioso, pero respetable, dentro de lo que cabe. Una plaga de gente hueca, vana, que pretende ser intelectual, diferente y no pasa del plagio, de calcar lo que ha visto en otro fotolog, o ha leído en el blog de algún gurú moderniki. En fin, han prostituido el último soplo de aire fresco del rock, pero me queda el consuelo de pensar que dentro de unos meses, cuando haya cambiado el viento y haya que adoptarse a la última moda, no os acordareis de mi grupo, habreis tirado todas las chapitas que os comprasteis en el mercadillo, y habreis quitado vuestras sucias manos de encima de un montón de cosas que antes eran respetables, pero ahora habeis mancillado, habeis profanado los templos de la cultura para tener una pose, para poder tener algo que escribir debajo de la foto que os sacasteis el otro día antes de iros a los garitos de moda a lucir vuestras últimas compras. (Malditos!)

Antes, cosas como estas solo estaban al alcance de unos pocos, y esos pocos nos sentíamos privilegiados, puede sonar pueril, pero mola saber que perteneces a un pequeño grupo de elegidos, un grupo que va por delante del resto, que disfrutas las cosas que no llegarán a la masa hasta unos cuantos meses después... y te debates entre tratar de extender tu nueva afición a la gente que conozcas y le pueda gustar o seguir tratando de buscar a esos freaks de "primera división" que también hayan sabido adelantarse, buscar y encontrar la novedad, ir por delante de los demás.

Bueno, en realidad no quería escribir todo este alegato pureta de freak indignado, pero es que no pude evitarlo :) Quizá desarrolle en otra entrada lo que tenía pensado para esta, aunque no lo creo. De todas formas, puedo hacer una mini nota mental :)
He hablado de Perdidos, y de como me fastidia que las cosas que me gustan lleguen al gran público, como The Walkind dead. Wolfmother, o, en menor medida, en parte por su estilo menos asequible, Mastodon.
Otras cosas que se me habían ocurrido era el socorrido "he visto estas pelis", que en este caso no son muchas, ya que he visto "Miedo y asco en Las Vegas" y tengo pendientes "El tiempo del Lobo" y "La noche de Walpurgis". Ah, bueno! También podría hacer otro comentario sobre "Infierno de cobardes", que me ha enganchado al western tardío, al spaghetti por enésima vez, y ya tengo en la recámara algunas peliculas como "La leyenda de la ciudad sin nombre" o "Hasta que llegó su hora"
También tengo pendiente echarle un vistazo a unas cuantas películas de Paul Naschy, como "La noche de Wlapurgis" que comento un pocmo más arriba, y es que desde hace tiempo tego bastante curiosidad por ver algo de este hombre, que tantas pasiones despierta, sobre todo a raíz de un hilo abierto en Sedice sobre sus películas. De momento tengo ya por ahí algunas de ellas.
También he de repasar un montón de música nueva, y ahora que tengo el espacio suficiente para almacenarla toda junta, me quedan por escuchar bastantes grupos nuevos, y, sobre todo, repasar más en profundidad unos cuantos discos que me han parecido muy interesantes, como los de Ocean, Poseidótica, Moho, en fin, que tengo bastante trabajo pendiente.
Y lo que sí creo que merece un artículo propio: un montón de pelis sobre el mayor detective de todos los tiempor: Sherlock Holmes :), y otra cosa que este blog tiene pendiente... algo que ha de tener cualquier blog medianamente intelectual y moderno: un artículo sobre Bukowski, ese entrañable borrachín pendenciero :)

seguiremos informando!

1 comentario:

VaL dijo...

Hombre, te muestras elitistamente gafapastil. Deberías mirartelo...o caerás en el reverso tenebroso.

muahahaha

Cthulhu salve a Perdidos y Wolfmother(gracias por recomendarme a estos últimos)