domingo, 19 de abril de 2009

Ballard

Llevaba unos días dando vueltas a unas cuantas ideas, buscando sobre qué podría escribir, pero sin conseguir sacar nada de provecho. Hasta que esta tarde, ojeando los feeds, me encuentro con una de esas noticias que te hacen quedarte un rato bloqueado. El mes pasado, leyendo el Popu, hablaban acerca de lo demoledor que puede llegar a ser escribir sobre el fallecimiento de alguien. Puede que se trate de un completo desconocido, pero, al fin y al cabo, es alguien que nos ha hecho disfrutar, o pensar, o las dos cosas a la vez. No los conocemos de nada, pero a la vez, están muy cerca de nosotros.

Y hoy ha muerto J. G. Ballard. Hace poco que lo conozco, o que conozco su obra, más o menos desde este mismo verano, cuando leí Crash, pero desde entonces se había convertido en uno de mis favoritos entre los escritores de ciencia ficción, por su particular visión del mundo, por esos personajes alienados, por sus extrañas relaciones humano-máquina, o por su voluntad de autodestrucción, un espíritu a lo burn to shine. Al igual que Gibson, supo anticipar algunas de las extrañas situaciones que vivimos en un mundo cada vez más tecnológico.

Ahora, nos quedan sus libros. Precisamente, hace unos días empecé a leer La isla de cemento.

8 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

No he leído nada suyo. ¿Cuál es el mejor?

La navaja en el ojo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
padawan dijo...

Yo de momento sólo he leído dos (y me
dia) novelas suyas... pero sin duda, Crash.

clau dijo...

El año pasado leí "El día de la creación", y si bien por momentos me resultó una lectura un tanto pesada, cuando la terminé caí en la cuenta de la notable pesadilla literaria, acaso alegoría erótica, que Ballard había construido partiendo de una simple novela de aventuras.

Una pérdida enorme, no sólo para la ciencia-ficción, sino para la literatura en general.

Pesanervios dijo...

Vaya, no me había enterado de que había muerto...

La isla de cemento me encantó. Me pareció una idea increíble y bien llevada. ¿No formaba parte de una triología?

Pero aún así, no me gustan los experimentos tipo la exhibición de las atrocidades. Con eso ya no pude.

trekkie dijo...

Su marcha realmente es una pérdida.

Yo ahora me voy a acercar a El día de la cración, ya os contaré.

StygmaQueen dijo...

Bueno, yo lei la novela "Mundo sumergido", y me aburrí como una ostra precámbrica. No obstante, tuve el placer de asistir aqui en Barcelona a una retrospectiva que hacían de él y me pareció un personaje de lo más interesante. En especial en el tema de relación hombre-maquina como tú bien apuntas.
Por cierto que acabo de enterarme de su ignorada muerte gracias a este blog.

padawan dijo...

Yo también leí "El mundo sumergido", su estilo es distinto, pero en el fondo, trata de lo mismo que en sus otras novelas, o al menos, hay cierta superposición de temáticas, como los personajes que poco a poco se van sumergiendo en la locura