domingo, 23 de noviembre de 2008

No queda consuelo...

Hay algunas películas de las que me gusta informarme antes de ir a verlas: leer reportajes, o alguna crítica, para saber por donde pueden ir las cosas, o incluso qué esperarme de la película a la hora de verla. Otras, en cambio, intento verlas sin ningún tipo de idea preconcebida. Generalmente, aquellas que más crea que me puedan defraudar. Y luego hay otras a las que no presto ningún interés, hasta que un día, por casualidad, surge la oportunidad de verla. Eso me ha pasado con la última película de James Bond: "Quantum of solace". Y la verdad, hubiera preferido seguir sin prestarle atención a la peli.

No voy a entrar a valorar esta entrega respecto a "Casino Royale", o a los otros intérpretes del agente británico, aunque la anterior película con Daniel Craig le daba un nuevo estilo a Bond, muy diferente del estirado Pierce Brosnan, pero todo lo que prometía mejorar con el estreno del nuevo Bond, se ha perdido en esta... Un absoluto caos visual, en el que las "hescenas de alción" son simplemente una confusa sucesión de flashes, planos de uno o dos segundos desde diez, quince, o veinte puntos de vista distintos, lo que hace que no te enteres de nada, y te marees si tratas de seguirla. Aparte de esto, una historia que avanza a base de idiot plots, en los que la estupidez de los sicarios de los villanos es bastante más determinante que la habilidad de Bond. El cúlmen de todo esto es (SPOILER!!) una persecución aérea en la que un caza, a punto de derribar el avión de carga en el que va Bond... ¡¡se estrella contra unas rocas!! El factor enemigo suicida llevado al máximo exponente.

Por no hablar de la lamentable labor de doblaje. No se salva ninguno, con una mezcolanza de acentos en los que en lugar de parecer franceses, o rusos, simplemente parecen que no saben hablar...

No os gasteis ni un euro en ver esto, por vuestro bien

6 comentarios:

clau dijo...

Pues yo también estaba (si así se puede decir) "entusiasmado" con el antecedente reciente de "Casino Royale", que me pareció una muy buena película de acción, pese a que el director de aquélla había firmado bodrios absolutos como "La leyenda del Zorro".

En ese sentido, tenía buenas expectativas para con "Quantum of Solace", pues Marc Forster dirigió una peli que me gustó mucho: "Más extraño que la ficción".

Sin embargo, luego de leer tu comentario y alguna que otra crítica aislada, sé que no iré al cine. Tocará verla cuando salga en DVD.

eter dijo...

Hace mucho que desheche las películas de Bond. La idea de agente secreto tipo Bond creo que resulta bastante anacrónica.

Me gustaba Brossnan porque era más una parodia que otra cosa, pero para cine de espias serios me quedo con Bourne.

Knut dijo...

Nunca he soportado siquiera el concepto de Bond, incluso de niño ya me ponían nervioso las películas y en general todos los que han interpretado a dicho pseudopersonaje.

No obstante me regalaron el blueray ese de la anterior y la verdad es que me resulto entretenida, más o menos como la primera peli de Batman de Nolan. No mata ni se acerca lejanamente a lo que entiendo por película correcta, pero no daban ganas de vomitar continuamente, siete u ocho veces como poco.

También ayuda el hecho de que me resulta imposible el asimilar "película de acción" como sinónimo de película. Hay un cierto tipo de contrasentido que no soy capaz de asimilar, como decir película de movimiento o película de imágenes.

Puedo asumir el hecho de que soy un gilipollas pero cada vez me mosquea más que me tomen como tal sin ninguna justificación.

Creo sinceramente que buena parte del cine porno vale más como cine que eso que llaman "cine de acción". Empezamos por dar cartas de realidad a este tipo de palabras y así estamos, con un cine que cada vez está compuesto por cosas que pueden ser anuncios, videoclips, imagenes enlazadas, pero película, ¿película?

Hemos devaluado tanto el arte, las palabras mismas que usamos, que al final todo es más o menos el mismo tipo de detritus al que ni a las moscas alimenta.

Saludos agrios agriosos.

PD: Es que he vuelto a ver Brazil, y en fin, menuda decepción. Para una peli que me parecía que merecía la pena de Gillian me encuentro este estrenos tv para niños esteticistas.

Me asqueo yo mismo. Puaj


Jejeje

Peter Sinclair dijo...

Pues no sé, yo seguramente vaya a verla, a pesar de las malas críticas. En el fondo es un ritual, el juntarte con los amigos para ir a ver una película taquillera un día por la noche y luego comentarla (para bien o para mal).

En tiempos me vi prácticamente todas las películas de Bond. Igual ahora no aguantaba la mayoría, pero algunas me siguen pareciendo apreciables (como Goldfinger).

Y buena parte de las críticas que he leído a esta "quantum of solace" es precisamente el que intenta dar un giro moderno para parecerse a Bourne (cuyas películas están bastante bien) y se queda a medio camino de nada.

padawan dijo...

A mí hay algunas de Bond que sí que me gustan... aunque tampoco creo que se hayan hecho con ánimo de pasar a la historia... no son más que una serie de repeticiones del mismo patrón de "peli de Bond". Dentro de este patrón se pueden hacer cosas más o menos dignas, o bodrios como esta última o El mundo nunca es suficiente...

Knut: no sé si es por la edad, pero creo que hay una gran diferencia entre lo que se llama ahora "cine de acción" y lo que era antes... Cuando oigo esa expresión me acuerdo de la jungla de cristal, o de esas pelis de Schwachzenegger repartiendo leña.

Pesanervios dijo...

A mi tampoco me llama, la verdad. Reconozco que me gustaron las antiguas, como "Goldfinger", pero James Bond parece haberse convertido en una marca comercial corporativista. Prefiero las pelis de Bourne, puestos a elegir, pero en general no es un cine que me guste demasiado.