sábado, 6 de septiembre de 2008

Buenas noches, y buena suerte

En la Continental suelen deleitar a los pasajeros de sus autobuses con lo más granado del videoclub. El patrón de todas sus películas suele ser el mismo, abundan las comedias románticas, bastante descerebradas todas ellas, pero de vez en cuando, no sé por qué, aparece alguna película que, sin ser necesariamente una obra maestra, sí que se eleva muy por encima de las habituales. Así que, con esto en mente, ayer tuve que coger uno de estos autobuses. Y, cómo no, en la primera etapa del viaje cayó "El hombre perfecto", una historia romántica llena de moralina de Hillary Duff. En fin, peli bastante a olvidar. Lo único salvable es la Hillary, jeje.

Good Night, and Good LuckAl menos, en la segunda etapa del viaje ocurrió uno de esos raros milagros que comentaba antes, y nos pusieron "Buenas noches, y buena suerte", de George Clooney, en la que cuenta la historia de un grupo de periodistas luchando contra la caza de brujas de McCarthy, la cruzada de los elementos más conservadores de los EE. UU. contra el mal ubicuo e invisible del comunismo. En la persona de Edward R. Murrow, un presentador de la cadena CBS se centra no sólo la historia, si no toda la reflexión que Clooney quiere hacer a través de esta película, acerca del deber, y el derecho, de un periodista a informar libremente, a luchar por la libertad. Este pequeño grupo de periodistas no dudan en arriesgarse por su libertad, en luchar para que McCarthy no instaure un reinado de terror, no quieren vivir atemorizados. Y es que McCarthy ve enemigos por todas partes, en cada persona que se le opone ve un comunista, un enemigo del pueblo, y es que este incansable luchador contra el comunismo hace uso de los métodos del gran terror estalinista.

Creo que esta es una película que debería ser vista por la gente que puebla los medios en nuestro país, mayoritariamente una panda de catetos, más preocupados por las bragas de las tonadilleras, todo ello en nombre de la libertad de expresión y del derecho a la información. Nunca antes se habían usado tan altos ideales para defender tan bajos instintos.

Aparte de esta necesaria reflexión, la película tiene otros buenos puntos. Entre ellos, la (en mi opinión) soberbia actuación de David Strathairn como Murrow, y, sobre todo, la fotografía tan clásica, en blanco y negro, el contraste entre luces y sombras y el dramatismo que esto provoca, las imágenes tienen una fuerza que en color se pierde.

9 comentarios:

Badmotorfinger dijo...

Pues me quedé con ganas de verla cuando salió en el cine, y eso que me atraía tanto por el contenido como por la presentación. Pero se me escapó y bajo la cantinela de "ya la darán por TVE1 algún día..." tampoco me moví para alcanzarla. Quizás va siendo hora de ir a ese videoclús digital que es internet. ;)

DaNieLooP dijo...

Al ver el titulo de la entrada pensaba que lo primero que me iba a encontrar iba a ser el gepeto de ZP.
La pelicula anda en mi pila de peliculas a ver a corto plazo, pero como es una pila, hasta que la vea..
Que suerte por cierto que os ponen pelis en esos autobuses, llevo 3 años yendo a Cadiz en autobuses con tvs en las que no ponen absolutamente nada, y en trenes y demas no han pasado de comedias romanticas como tu dices.

Raistlin dijo...

Al final no la vi en su momento, pero me resultaba interesante, y con tu crítica ya me has convencido para apuntarla a la lista de pendientes ;)

thermidor dijo...

Esa película me recuerda a 'Network'. Muy buenas ambas.

Eso sí, que desagradable cuando Zapatero empezó a utilizar la frasecita de marras..

padawan dijo...

dios, llevo un montón de tiempo (casi tres años!) sin hablar de política en este blog, y no voy a romper esta buena racha ahora

Me apunto la de Network, VaL :)

Knut dijo...

En términos morales la peli me encantó, incluso diría que le cogi cariño y todo al hombre este que hacía de calienta bragas en hospitales televisivos, jejeje. Como peli es más que correcta, incluso diría que buena, pero sería un sucio mentiroso si no negara que pese a todo no me parece que valga gran cosa como cine.

Está bien, sí, pero en fin, se queda en su discurso moral, que me encanta y suscribo sin problemas, como algunas de las pelis(coñazos) de Loach.

En el límite de lo cansino, sino fuera porque uno es de izquierdas pseudoanarcoides y tal.

En fin, buscare Network, a ver que tal...

Abrazos!!!!

clau dijo...

Pues sí, tiene más de un punto en común con "Network" (incluso que por momentos, sólo por momentos, se vuelven igual de tediosas). Pero ambas son películas más que correctas, portadoras de un discurso crítico, reflejando hechos históricos, al que uno suscribe sin vacilar.

Lo que me gustó de "Buenas noches, y buena suerte" es que no se excede con el metraje. Y esto me hace recordar que tengo que ver la nueva película dirigida por Clooney.

eter dijo...

Película muy, muy recomendable.

La carga política es indudable, pero creo que la película logra sobrevivir a los cliches y ser un alegato a favor de la honradez y la moral en lugar de un alegato contra la caza de brujas.

Los actores, así como la fotografía (el tabaco pareció inventarse para el cine en blanco y negro), son prodigiosos.

padawan dijo...

hombre, la peli, desde luego, no se inscribirá en letras de oro en la historia del cine, pero la verdad es que, al menos, cuando termina te deja con una sensación agradable, lo cual, cada vez es más de agradecer.

Eter, estoy completamente de acuerdo contigo en lo del humo del tabaco :)