martes, 7 de agosto de 2007

Relatos dentro de relatos

En los libros que he leído últimamente he encontrado bastantes relatos dentro del relato... es decir, libros que tratan sobre otra historia, o bien libros en los que su historia se enmascara como un relato ficticio encontrado por el autor.
Un ejemplo de esta segunda opción es La posada de las dos brujas, de Conrad, donde el relato gira en torno al hallazgo de un manuscrito y la narración del mismo. También utilizan esto, para dar más riqueza y densidad al ambiente otros autores, como Lovecraft, con sus impíos libros malditos, o Borges, con sus bibliotecas olvidadas. Esta especie de artimaña del escritor es algo que me encanta, precisamente por ese aura de misterio que envuelve esos libros secretos, prohibidos, algo que como lector compulsivo me atrae irremediablemente.


Y, como ejemplo de la primera opción que he comentado, entre mis lecturas recientes está El libro de las ilusiones, de Paul Auster. Este libro trata sobre varios libros, y la relación del protagonista con ellos. El primero, el libro que David Zimmer, el protagonista y narrador de la historia, escribe sobre un desconocido actor de cine mudo y sobre el misterio que lo envuelve.
Y es precisamente la escritura de este libro, la catarsis del escritor (creo que últimamente utilizo demasiado esta palabra) mediante la investigación del misterio de Hector Mann lo que desencadena toda la acción de la novela. A raíz de este libro descubre los diarios de Hector, todo el secreto en torno a su vida, descubre también otro libro no publicado aún sobre ese mismo misterio... y mientras toda su investigación avanza, la historia del libro de Hector Mann se ve entremezclada con otra historia: la de la traducción de las memorias de Chateubriand, que a medida que avanza la historia van encontrando su eco en todo lo que le va pasando a Zimmer, hasta el final de la historia.
Y, durante su investigación, Zimmer descubre otras historias, pero estas son solo mencionadas de pasada... Este es el primer libro de Auster que leo, y creo que voy a seguir por uno de estos libros que aparecen mencionados en el libro: Viajes en el Scriptorium, uno de los libros de Auster que aparecen mencionados en la historia de Zimmer y Mann, aunque no sé muy bien qué fué antes, si el libro o el guiño, si Auster quería hacerse un poco de autobombo o quizá tras escribir esta novela Auster se guardó esta idea para desarrollarla más adelante...

Esto me obliga a volver a pasarme por la biblioteca de Torrelavega, a ver si encuentro este libro, y algún otro de Conrad... Solo he leído la recopilación de relatos de La posada de las dos brujas y El corazón de las tinieblas, y me he quedado con ganas de más :)

Vaya! navegando por la wikipedia he encontrado un artículo sobre este truco literario que comento: la historia dentro de la historia, en inglés, frame story

3 comentarios:

val dijo...

Es un recurso literario que me fascina, porque plantea un juego con un lector cómplice y ofree muchas posibilidades:)

Hay muchos casos, si bien es cierto que ahora no se me ocurre ninguno. Yo tengo algún borrador de cuento que juega bastante con eso, la verdad.

Nimrodelisa dijo...

Creo que el mejor ejemplo que he leído fue el Informe sobre ciegos que se incluye dentro de Sobre héroes y tumbas, de Ernesto Sábato.

El libro tiene uno de los personajes más carismáticos y misteriosos que conozco, Alejandra, pero incluso ella se ve eclipsada por esa paranoia en la que todos los ciegos están involucrados en una aterradora y enfermiza conspiración.

De todas formas, por muy bueno que sea Sábato, superar a Conrad y Auster es difícil :D

Peter Sinclair dijo...

Sin dudarlo recomiendo el que me estoy terminando ahora: "Si una noche de invierno un viajero", de Italo Calvino. No tengo palabras para calificarlo.

Y bueno, también "La afirmación", de Christopher Priest, en el que su protagonista, Peter Sinclair, escribe su autobiografía pero...